Parapente

Si nunca has volado en parapente y quieres probarlo, lo más sencillo es hacer un vuelo en un parapente biplaza, con un piloto calificado. El biplaza es un parapente diseñado para llevar el peso de dos personas, el piloto y el pasajero, sin necesidad de que el pasajero tenga ningún conocimiento previo de esta forma de vuelo. Tampoco hay limitaciones de edad o físicas, basta con que la persona sea capaz de correr algunos pasos y tenga unas condiciones de salud mínimas compatibles con el vuelo, por ejemplo, que no sufra del corazón o de pánico a las alturas. Los menores deben tener un peso mínimo y ser autorizados por sus padres.